Hiperhidrosis: más allá de la sudoración excesiva

¿Sudas de manera excesiva incluso en invierno? ¿También cuando no estás haciendo ejercicio?

¿Dificulta el sudor tus tareas cotidianas?

La sudoración excesiva, o hiperhidrosis, consiste en la producción de sudor de forma excesiva más allá de lo necesario para regular la temperatura corporal. Esta condición crónica afecta alrededor del 3 % de la población general, alcanzando cifras de hasta el 12 % en países como Japón.

Si continúas leyendo este artículo descubrirás:

  • Los efectos de la hiperhidrosis más allá de la producción excesiva de sudor.

Algunos consejos para mejorar la calidad de vida de las personas con hiperhidrosis

La hiperhidrosis es más que la producción excesiva de sudor

Casi un tercio de los personas con hiperhidrosis afirma que les molesta “frecuente o constantemente” la sudoración que experimentan. Un estudio llevado a cabo en Reino Unido en 2017 asoció la hiperhidrosis con algún nivel de malestar físico para al menos el 40 % de los participantes. Este malestar está relacionado con llevar la ropa mojada debido al sudor, tener los pies mojados o la presencia de sudor en los ojos. Además, el manejo de los síntomas de la hiperhidrosis puede suponer entre 15 y 60 minutos extra al día.

Los aspectos diarios en los que puede influir la hiperhidrosis afectan a:

  1. El estilo de vida: elección de la ropa, elección de la comida o la dificultad para sujetar teléfonos y libros, abrir puertas …
  2. La vida social: impactando en las relaciones personales y generando miedo a mostrarse en público.
  3. La vida profesional: puede suponer una disminución de la productividad en el trabajo, así como influir en la elección de una ocupación específica que se ajuste al nivel de sudoración (priorizar trabajos de oficina a trabajos de campo).
  4. La salud mental: la hiperhidrosis puede ir acompañada de sentimientos de tristeza y vergüenza, una disminución de la confianza y baja autoestima.

Recomendaciones para convivir con la hiperhidrosis

El impacto sobre la calidad de vida es notable y a veces difícil de sobrellevar. Por ello, te dejamos algunos consejos para intentar reducir la repercusión de la sudoración excesiva en tu día a día:

  1. Elige ropa y calzado adecuados. Utiliza telas transpirables, como algodón o lino. Evita telas sintéticas que atrapan el calor y la humedad. Opta por ropa suelta y de colores oscuros para disimular las manchas de sudor. Evita el calzado oclusivo y utiliza plantillas absorbentes y calcetines de algodón.
  1. Mantén una buena higiene personal. Usa regularmente jabón antibacteriano y desodorante. Considera llevar contigo ropa extra para cambiarte si te sientes incómodo y cambia frecuentemente los calcetines y el calzado.
  1. Controla tu dieta. Algunos alimentos y bebidas pueden empeorar la sudoración. Evita el consumo excesivo de cafeína, alimentos picantes, alimentos grasos y alcohol, ya que pueden desencadenar la transpiración. Elige una dieta equilibrada con alimentos frescos y saludables.
  1. Controla el estrés. El estrés y la ansiedad pueden agravar la sudoración. Aprende técnicas de relajación, como la respiración profunda, la meditación o el yoga. También puedes considerar la práctica de ejercicio regularmente, ya que puede ayudar a reducir los niveles de estrés.
  1. Busca apoyo emocional. Comparte tus preocupaciones con tus seres queridos o considera unirte a grupos de apoyo. Compartir experiencias con otras personas que padecen hiperhidrosis puede ser útil y reconfortante.
  1. Utiliza Ecrisens. El exceso de sudor sobre la piel puede producir dishidrosis y dermatitis de contacto. Es importante mantenerla hidratada con productos específicos para el cuidado de la piel de las zonas con sudoración excesiva.

Ecrisens, una crema neurodermatológica desarrollada por Prospera Biotech, permite mantener el control de la sudoración excesiva sin bloquear el poro. Conserva el grado de sudoración necesario para el cuidado de la piel y al mismo tiempo la hidrata y la protege. Su textura ligera, tipo gel, permite que se extienda y se absorba por la piel fácilmente. Ecrisens no mancha la ropa ni tiene fragancia.

Y si te ha parecido interesante, recuerda que también puedes leernos en nuestras redes sociales. ¡Síguenos!

Keywords: hiperhidrosis; sudoración excesiva; sudor; calidad; vida

Referencias

  1. Hamm H. Impact of Hyperhidrosis on Quality of Life and its Assessment. Dermatologic Clinics. 2014;32(4):467-476.
  2. Lenefsky M, Rice ZP. Hyperhidrosis and Its Impact on Those Living With It. The American Journal of Managed Care. 2018;24(23):S491-S495.
  3. Kamudoni P, Mueller B, Halford J, Schouveller A, Stacey B, Salek MS. The impact of hyperhidrosis on patients’ daily life and quality of life: a qualitative investigation. Health Qual Life Outcomes. 2017;15(1):121.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionadas